Iglesia Rios De Vida Den Helder

Iglesia Rios de Vida

Den Helder

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

Tercera Bienaventuranza

Correo electrónico Imprimir PDF

TERCERA BIENAVENTURANZA

 

"bienaventurados los mansos, porque ellos recibiran la tierra por heredad" v.5

 

La mansedumbre es una de las nueve manifestaciones del fruto del Espiritu (Galatas 5:22-23). Jesús se esta refiriendo a tal mansedumbre, y no a la que viene de un temperamento que es calmo y tranquilo por naturaleza mientras que el vaso no se llene y rebalse, entonces explota como una bomba.

Los mansos son los que se someten resignada y alegremente a los designios de Dios. Ejemplo de Juan el Bautista, quien cuando terminaba su misión y se acercaba aquel a quien el preparo el camino dijo: "es necesario que el crezca, pero que yo mengue". Y se dijo el que entre los nacido de mujer no hubo otro mas grande.

Los mansos son los que pueden aguantar una provocación sin encenderse en ira, sino que permanecen en silencio o dan una respuesta suave.

Los mansos son los que se mantienen dueños de si mismos, al mismo tiempo que son desposeídos de todo los demas.

Los mansos son los que prefieren sufrir y perdonar veinte injurias antes que vengarse de una.

Salmos 25:8-9 "enseñara a los mansos su carrera"

Salmos 34:2 "Lo oiran los mansos y se alegraran"

 

Salmos 37:11 Nos muestra aquellos que heredaran la tierra

Ellos, los mansos la heredaran porque saben esperar en Dios, y por eso nadie los mueve.

 

El ejemplo de Moisés

Numeros 12:1-9; 14:1-20

Este era el hombre mas manso de la tierra. Nos muestra un camino a seguir, pues cuando murmuraban contra el, no reaccionaba ni se defendia, sino que Dios mismo intervenia.

Cuando el pueblo le prevocaba, Moisés solo se postraba en tierra y Dios actuaba.

El ejemplo de David

2 Samuel 16:5-14

David tenia bien claro lo que Dios le habia dado, y no tenia que luchar por ello. El ni peleo para llegar al reino, sino que espero el tiempo de Dios. Ni tampoco peleo para permanecer en el reino, huyendo cuando su propio hijo se sublevo contra el.

El ejemplo de nuestro Señor Jesucristo

Aquel que como cordero fue llevado al matadero, quien enmudecio y no abrio su boca (Isaías 53), nos dejo el ejemplo mas glorioso al decir:

"Venid a mi todos los que estais trabajados y cargados, y yo os hare decansar.

Llevad mi yugo sobre vosotros y aprended de mi, que soy MANSO y humilde de corazon, y hallareis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es facil, y ligera mi carga."

Mateo 11:29-30

 

 

Última actualización el Lunes 12 de Diciembre de 2011 08:13