Iglesia Rios De Vida Den Helder

Iglesia Rios de Vida

Den Helder

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

Los dones del Espiritu Santo - parte 1

Correo electrónico Imprimir PDF

 Dones de inspiración


Pues a uno le es dada palabra de sabiduría por el Espíritu; a otro, palabra de conocimiento según el mismo Espíritu;
a otro, fe por el mismo Espíritu; a otro, dones de sanidad por el único Espíritu; a otro, poder de milagros; a otro, profecía;
a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversas clases de lenguas, y a otro, interpretación de lenguas.
1 Corintios 12:8-10


Cuando el Espíritu Santo descendió sobre los discípulos, en el día de pentecostes, fueron bautizados con el Espíritu Santo (Hch. 2:1-4);
era el cumplimiento de la promesa del Padre(Joel 2: 28-29). Es hasta que desciende el Espíritu Santo sobre la Iglesia que empiezan a funcionar los nueve dones.


Los dones son adornos de parte de Dios para la Novia de Jesucristo (Gn. 24). Una de las palabras griegas de donde se traduce la palabra “don” es “carisma” que siginfica:
Don de gracia, don que involucra gracia de parte de Dios como dador (Diccionario VINE;(Strong 5486). Es el Espíritu Santo quien le da los nueve dones a la Iglesia, y el cristiano los recibe después de ser bautizado con el Espíritu Santo (1 Co. 12:4).
Es interesante ver que de acuerdo a su función, los dones pueden unirse en tres grupos: Inspiración, revelación y poder. Se dice que los dones de inspiración son: profecía, géneros de lenguas e interpretación de lenguas; los dones de revelación son: discernimiento de espíritus, palabra de ciencia y palabra de sabiduría; y los dones de poder son: sanidades, fe y milagros. Veamos:

1. GÉNEROS DE LENGUAS

La palabra “género” deriva del griego “genos” que significa: Familias, tipos, linajes o clases (Strong 1085), y la palabra “lengua” traduce del griego “glossa” que también significa: Idioma
(Strong 1100)
Dios utiliza este don para hablar a la Iglesia en diferentes idiomas o lenguas, y los mensajes en lenguas deben ser interpretados para edificación de la Iglesia. Es importante indicar que no es lo mismo el don de género de lenguas que “hablar en lenguas”, porque hablar en lenguas es la señal de ser bautizado con el Espíritu Santo. Veamos algunos aspectos importantes:

a. Las lenguas pueden ser humanas o angelicales.
b. Se manifiestan de acuerdo como el Espíritu Santo quiere utilizarlos, pero el hablar en lenguas se hace a voluntad del cristiano (1 Co. 14:19-20)
c. Necesitan ser interpretadas para edificar a la Iglesia.

2. INTERPRETACIÓN DE LENGUAS

La palabra “interpretación” se traduce de las palabras griegas “hermenia” y “ermeneuo” que significan: Explicar, interpretar; explicar el significado de las palabras en un lenguaje diferente (Strong 2058 y 2059)
Por medio de este don se pueden interpretar los mensajes dados por medio del don de géneros de lenguas, para que sea comprendido en la congregación. Generalmente el cristiano que tiene el don de géneros de lenguas, tiene también el don de interpretación de lenguas.

3. PROFECÍA

La palabra “profecía” se traduce de la palabra griega “propheteia” que significa: Profecía, un discurso de inspiración divina para reprobar algo malo, para consolar en la aflicción, para
revelar cosas ocultas o predecir el futuro (Strong 4394).
La Biblia enseña que este don no es para guiar a los cristianos, sino para edificar, consolar y exhortar (1 Co. 14:3); veamos algunas de sus características:

a. Debe ejercitarse conforme a la medida de fe, Ro. 12:6
Dios puede utilizarnos en cualquier momento, por lo que debemos estar dispuestos a
dejarnos usar por el Espíritu Santo para comunicar el mensaje de Dios.
b. Debe ser para edificación, exhortación y consolación, 1 Co. 14:3
No debe utilizarce para atemorizar ni manipular a los cristianos o congregaciones, sino
para edificarlos, exhortarlos y consolarlos.
c. Debe estar de acuerdo a lo que enseña la Biblia, 2 P. 1:19-21
La profecía no debe expresar conceptos que contradigan lo que está escrito en la Biblia,
sino habla de acuerdo a lo que está escrito en ella.
d. Tendrán un final, 1 Co. 13:8
Llegará el momento glorioso en que volveremos a Dios, de quien salimos y entonces ya no
habrá mas necesidad de las profecías.
e. Debe darse por turnos en la congregacion, 1 Co. 14:27-29
Dios habla de tiempo y en orden para profetizar, indicando que los vasos pueden sujetar la
profecía hasta que se les conceda el turno para profetizar, ya que ”el espíritu del profeta
está sujeto al profeta” ( 1 Co. 14:32).
f. No menospreciarlas, 1 Ts. 5:20
No se debe menospreciar la profecía, sino discernirla, para conocer si proviene de Dios o no.

Los dones del Espíritu Santo son regalos de parte de Dios para la iglesia, por ello que debemos anhelarlos y pedirle al Espíritu Santo que nos los otorgue para que seamos vasos útiles para edificar a la congregación.

Última actualización el Jueves 20 de Enero de 2011 10:35