Iglesia Rios De Vida Den Helder

Iglesia Rios de Vida

Den Helder

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

Al estilo de Abraham

Correo electrónico Imprimir PDF

 

Genesis 12:1-8; 13:1-18  


La obediencia de Abraham le llevo al cumplimiento de todas las promesas que Dios le habia dado. Cada uno de sus pasos,  fueron pasos de obediencia a Dios, y renuncia.
Jamas vemos a Abraham dudando del Señor o cuestionándole, sino que vemos una respuesta inmediata al oir Su voz.
Fue capaz de dejar su tierra, su parentela, y comenzar a caminar con Dios.
Mas adelante, al recibir el hijo de la promesa,  tambien demostro su total confianza en su Dios al no rehusarselo.  


Por otro lado vemos a su sobrino Lot eligiendo un camino totalmente contrario al de su tio. Aun cuando habia salido de Ur de los caldeos junto a el, un dia tomo otra dirección.  Mientras Abraham tuvo en cuenta a Dios en sus decisiones, Lot eligio el camino contrario, y eligio mal: “fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma”,y dice: “y los hombres de Sodoma eran pecadores en gran manera”.
Aunque Lot era justo, eso no pudo impedir la destrucción que Dios traeria a estas ciudades. Y Lot fue salvado de esa destrucción, pero con mucha vergüenza y perdida.  


Dios desea hijos que caminen en obediencia a Su Palabra. Oir la voz del Señor y obedecerla nos llevara a disfrutar de enormes y eternas bendiciones, como las de Abraham. Hijos que esten dispuestos a renunciar, a dejarlo todo por El.  


Los evangelios nos muestran al Señor Jesus anunciando el evangelio del Reino y diciendo:  


Si alguno quiere venir en pos de mí,  niéguese a sí mismo,
tome su cruz cada día,  y sígame. 
Porque todo el que quiera salvar su vida,  la perderá;
y todo el que pierda su vida por causa de mí,  éste la salvará. 
Pues  ¿qué aprovecha al hombre,  si gana todo el mundo,
y se destruye o se pierde a sí mismo?
Lucas 9:23-25  


El evangelio del Reino nos presenta a Jesús como el Señor, aquel que desea que le dejemos reinar y gobernar nuestras vidas enteras.
Jesús  quiere no solamente ser nuestro Salvador, a quien acudimos para que nos libre y nos ayude.
El quiere ser nuestro Señor, pues desea guiar y dirigir nuestras vidas para que seamos sus discípulos, luego sus siervos , amigos y amados.  


                           De cierto,  de cierto os digo,  que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; 
                                                                            pero si muere,  lleva mucho fruto.
                                         El que ama su vida,  la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo
                                                                                para vida eterna la guardará.
                               Si alguno me sirve,  sígame;  y donde yo estuviere,  allí también estará mi servidor. 
                                                                  Si alguno me sirviere,  mi Padre le honrará.
                                                                                           Juan 12:24-26  


Que podamos ser hijos de Dios que ganen su vida, eligiendo el camino de Abraham, dispuestos a ser como ese grano de trigo que cae en tierra y muere, pero lleva mucho fruto, y sin miedo a perder la vida por Su causa.

Última actualización el Martes 30 de Agosto de 2011 10:26